Pintura roja decoración pared

10 consejos para reformar tu casa por poco dinero

El miedo a no tener suficiente dinero para afrontar la reforma de una vivienda o la falta de tiempo paraliza a muchos propietarios a hacer mejoras en la casa. Pero es posible hacer pequeñas reformas que traen grandes mejoras con poco esfuerzo y sin afectar mucho tu bolsillo: poner revestimientos vinílicos, pintar con pintura antihumedad, forrar los muebles de cocina con vinilos brillo o mate, o pintar las paredes del baño con esmaltes sintéticos.

 

Estos 10 consejos pueden ayudarte a cambiar el aspecto de tu vivienda sin gastar una fortuna

1. Antes de iniciar la reforma conviene analizar las fortalezas y debilidades de la vivienda, por ejemplo el aislamiento, el estado de las tuberías o los desagües y el sistema eléctrico requieren especial atención.
También es interesante considerar la estética que se le quiere dar y todos esos detalles que se buscan dentro de una casa. Para ello, es necesario elaborar un proyecto concreto, que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades y presupuesto, y así evitar futuros errores. En caso de que lo que queremos hacer supere nuestra capacidad para llevarlo a cabo, es recomendable pedir ayuda a un profesional. Es conveniente solicitar un presupuesto detallado a varios profesionales y comparar precios.

 

Aunque pueda parecer que contratar a un experto encarecerá la reforma, cuando se trata de electricidad, fontanería, humedades, resistencia de estructuras y otras cosas “serias” no deberíamos tocar sin saber bien lo que se estamos haciendo.

pintura mueble salon
Pintura mueble salón

2. En la actualidad, existen nuevos materiales que facilitan la remodelación de espacios, hasta el punto de poder evitar las obras por completo: revestimientos vinílicos, pintura antihumedad, materiales PVC, etc., son algunos ejemplos con los que hoy se puede reformar una casa sin escombros, sin obras interminables y costosas.

La pintura es el instrumento ideal para dar un nuevo aspecto a los hogares de forma económica y sencilla. También con la pintura, puedes mejorar cualquier estancia, haciéndola más agradable, dando luz o ampliando espacios.

3. Uno de los inconvenientes que más preocupa a una vivienda de segunda mano es el estado de las tuberías. Si se trata de cobre o hierro, los más antiguos, conviene comprobar tanto el caudal de agua como su estado. Si las tuberías son visibles, se pueden reemplazar sin levantar el piso. Una buena solución para renovar la apariencia de las tuberías exteriores puede ser pintarlas del mismo color que la pared o camuflarlas con un mueble alto que sirva de parapeto para las tuberías verticales.

4. Dale un nuevo aire a la cocina y déjala bonita y acogedora con poco presupuesto ¡es posible!
Los armarios se pueden revestir con vinilo brillo o mate, las tiendas especializadas ofrecen una amplia gama de estos materiales que, combinados con los muebles antiguos, cambiarán por completo la estética de una cocina antigua. Lo mismo ocurre con las paredes, sustituir las baldosas es caro y engorroso, por el contrario, se pueden renovar pintándolas, aplicando un papel resistente o un vinilo especial que también cubrirá cualquier desperfecto.

5. Una de las reformas más habituales y que más posibilidades presenta es la del baño. Sin necesidad de grandes obras y gastos, podemos dejarlo como nuevo si afinamos las paredes con esmaltes sintéticos o papeles y vinilos resistentes a la humedad. Para suelos, existe en el mercado una buena oferta de pinturas y revestimientos que son fáciles de colocar sobre las baldosas e imitan todo tipo de material, además son más cálidas, más fáciles de mantener y más económicas.

Si queremos ampliar el espacio del baño lo mejor es sustituir la bañera por un plato de ducha. En lugar de muebles, podemos instalar baldas, son más económicos y no se pasan de moda.

En cuanto a los inodoros, si no están rotos o en mal estado, una buena medida para actualizarlos puede ser cambiar el grifo del lavabo y de la ducha, y en el caso del inodoro, sustituir la tapa por una más moderna. Además, hay cuadros muy bonitos que podemos utilizar para darles una mejor imagen.

6. El cambio de puertas y ventanas es uno de los apartados más caros en la reforma de una vivienda. Si realmente están en mal estado, debemos considerar reemplazarlos. Si solo es necesario dar un aire nuevo a las puertas, bastará con revestirlas. La semi-laca es más fácil de aplicar con rodillo y es aún más económica. En cuanto al color, blanco o igual que la pared, representan un acierto seguro.

Las ventanas se verán como nuevas si sus marcos están lijados y pintados. También puedes colocar cortinas, que además de cambiar el aspecto de la habitación te servirán como aislantes para evitar el exceso de frío o calor.

7. Conseguir una iluminación correcta desde el principio en toda la casa ayuda a dar un aire nuevo y más confortable. Distribuir adecuadamente las lámparas, focos y sus puntos de luz también ayudará a reducir el costo de la electricidad.

Los espejos también juegan un papel importante a la hora de ampliar un espacio y darle más profundidad o para dar más luz a una zona más oscura.

 

impermeabilizar cubiertas tejados
impermeabilizar tejado

8. El salón es la estancia principal de la casa y donde podemos dejar volar nuestra imaginación a la hora de planificar una reforma. Si la casa tiene sala de estar, se puede separar sin levantar un tabique, simplemente coloque una mampara móvil, una cortina rígida o una puerta corredera, para lograr un “efecto muro” que será reversible para acercar los dos espacios.

Los textiles juegan un papel fundamental a la hora de cambiar la apariencia del salón, nuevas cortinas, volver a tapizar las sillas o combinar el sofá con cojines, darán otro aspecto completamente renovado en la casa. También podemos optar por pintar una pared o poner un papel decorado para resaltar una zona.

9. En los dormitorios bastará con cambiar la disposición de los muebles, fabricar un nuevo cabecero con algún elemento original o renovar la ropa de cama. Otra propuesta que no requiere obras y permite ganar espacio consiste en sustituir la mesa de estudio por estanterías. Colocado a distintas alturas, el más bajo funcionará como mesa y el resto se utilizará para colocar todo tipo de objetos.

10. Finalmente, y en caso de que necesitemos comprar materiales, tenemos varias opciones que pueden abaratar el costo. Visite los almacenes con liquidaciones de stock, son un buen lugar para comprar puertas, vigas o sanitarios para los baños. Muchas empresas constructoras venden los materiales que no han utilizado a un precio mucho más económico que el inicial y continuamente hay puntos de venta que ofrecen excedentes de fabricación y series descatalogadas con unas rebajas de hasta un 70%.

Con todos estos consejos podrás transformar una casa sin necesidad de grandes obras y sobre todo, con poco presupuesto.

Abrir chat